La mítica película, tiempos modernos, del conocido actor Charles Chaplin, podríamos adaptarla a pleno siglo XXI. El móvil, portátil o tablet ya se han convertido en un accesorio más de nuestros “modelitos”.

Salir a la calle sin el móvil ya es imposible, y somos capaces de llegar tarde al lugar que tenemos que ir, solamente por volver a por el móvil. Antiguamente cuando viajábamos en metro o autobús no se veía gente con la cabeza baja; como mucho, algún que otro “intelectual” leyendo o repasando sus apuntes para un examen. Viajar ahora en un medio de transporte público es ir en una burbuja, esperar mirando el móvil, subir mientras no dejas de mirarlo y permanecer todo el trayecto con la mirada fijada en esa pequeña maldita pantalla que nos entretiene.

Las zonas de “WIFI gratis” como bares y restaurantes, es cada vez más común ver a gente con sus dispositivos electrónicos conectados a él. Ahora parece que estar con los amigos tomando algo y hablando o jugando a las cartas es algo extraño. Aunque bien es cierto que entre los jóvenes podemos apreciar estos malos hábitos, los adultos cada vez más se conectan a esta moderna costumbre. ¿Queréis vivir mejor? Os reto a que dejéis de lado el móvil un rato y levantéis la mirada de la pequeña pantalla luminosa. Apreciaréis el entorno y os animo a que os riáis de cómo es verdad todo esto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s