Que seamos robots programados no es ninguna novedad, y ya no solo por el uso excesivo de la tecnología. Las normas y leyes establecidas son como nuestro libro de instrucciones y movimientos capaces que podemos realizar. Ser diferente es algo complejo en esta sociedad en la que si destacas un poco te critican. Somos como un jardín, todo yerba* de diferentes tamaños, pero al cortarlo todos quedamos de la misma medida, y si alguna que otra “brizna” es más alta que el resto se corta para que no destaque.

Debemos de permanecer inmóviles, todos igual, unos autómatas. Unos autómatas que seguimos unas señales. Aparece una flecha marcándonos a la izquierda, pues todos vamos a la izquierda, que nos marca a la derecha, pues todos allí, que aparece una equis, pues no pasamos y así con todo. La ausencia de personalidad es el resultado de esto.

¿Pero qué ocurriría si no se instaurarían estas leyes? ¿Viviríamos mejor? ¿Más libres acaso? Esto sería un caos, una completa anarquía en la que cada uno haría lo que quisiese y habría disputas a todas horas, así que, ¿Qué es mejor, ser autómatas, o ser libres con el miedo de poder morir en cualquier instante? Tú eliges.

Deja en los comentarios tu respuesta, compártelo y dale a like. GRACIAS.

* (Yerba = Hierba http://lema.rae.es/drae/?val=yerba )

Anuncios