Quien la tiene la persigue, con intención e impaciencia, pero aquel que no la tiene, ni la busca ni la quiere.

Solución: La pulga

Anuncios