Durante décadas, las familias con mayor número de hijos e hijas eran aquellas que tenían una salud buena y más riqueza, y es por ello que a aquellas familias con pocos hijos e hijas, o sin ninguno de ellos, se trataba de familias pobres o enfermas. No es hasta finales del siglo XX donde las familias decidieron reducir el número de componentes que formaban y la mentalidad de la sociedad cambió con ellos. Es difícil y extraño encontrar en esta época, familias con un número mayor de cuatro niños o niñas por diversas razones, entre ellas las razones económicas. ¿En realidad es posible mantener y criar adecuadamente a 6 hijos?

Es de todos conocido que, las ciudades día a día están creciendo demográficamente, mientras los pueblos y aldeas alejadas de los medios y servicios necesarios, disminuyen. Es por ello que ciertos ayuntamientos están proponiendo medidas para que esto no suceda. Entre esas medidas se encuentra la subvención de un hogar gratuito en un pueblo a una familia numerosa o joven, con intención de tener descendencia, para aumentar el número de habitantes. Una de las razones por las que los jóvenes de hoy en día no deciden tener hijos es la falta de recursos económicos. Con la inflación de los precios, los sueldos ínfimos y las ayudas económicas tardías e insuficientes, es imposible tomar una acertada decisión a la hora de concebir un futuro habitante para el Planeta. En cambio, muchos pueblos, ciudades y países, no aceptan la idea de ayudar a la aprovechamiento de todos los lugares habitables y con ello lo que ocurrirá será la falta de personas que habiten la Tierra. Existen diversos ejemplos de lugares que toman la situación de “adoptar” familias en sus regiones. La última fue en un pequeño nuevo país de Europa, entre dos países que se peleaban por el dominio de unas tierras, decidieron independizarse y formar un nuevo país. La Republica libre de Libertilandia es el nombre aceptado por los habitantes en el cual regalan pisos a aquellas personas que deseen mudarse a esa nueva región.

Bajo un punto de vista personal, puedo afirmar que la no procreación de nuevos individuos, traerá consigo daños prejudiciales para el futuro del planeta Tierra. Para solventar este problema es necesaria una mejora en las ayudas económicas para las familias, además de apoyo moral para aquellas que son incapaces. Y tú, ¿te mudarías a un país desconocido siempre y cuando te den un piso gratis? Coméntalo, compártelo y dale a like. Gracias por seguir leyéndome otro jueves más y espero que te haya gustado. Mándame tus historias con el asunto #HHH y fotos de paisajes con el nombre del lugar y #HHHFotos a HistoriasConHacheDeHerce@gmail.com o a twitter (@MikelHerce97).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s