Miles de estudiantes están finalizando su recorrido académico de los 2 cursos de bachiller y en estas semanas llenan las bibliotecas de cada ciudad preparando ese temido examen llamado Selectividad o Prueba de Acceso para la Universidad (PAU). Lo que los de educación no ven al parecer lo notamos los estudiantes y los profesores ya que no da tiempo a dar toda la materia en un año. Con la ingente cantidad de teoría que debemos memorizar, es probable que no aprendamos nada, y teóricamente, realizamos nuestros estudios para formarnos académica y humanamente. Los estudiantes no paramos de quejarnos sobre esta situación y algunos educadores se suman a esta protesta. La palabra estudiante según el buscador Wikipedia es “un sustantivo masculino o femenino que se refiere al educando, alumno o alumna dentro del ámbito académico y que se dedica a esta actividad como su ocupación principal.” Pero, ¿de verdad es esa su verdadera definición o deberíamos redefinirlo cómo autómata grabador de conjunto de símbolos llamados letras para componer palabras, frases y textos?

La diferencia entre 1º y 2º de bachiller en algunos centros es muy notoria y un cambio radical sería conveniente para una mejora en la educación y aprendizaje de los jóvenes. Un ejemplo claro es en la asignatura de filosofía. El alumnado se queja de falta de horas, pero lo que la mayoría no se da cuenta es que en 1º de bachiller en la asignatura de filosofía no dimos ningún auto, sólo teoría que no nos servirá para selectividad. Y si bien es cierto que estos 2 cursos no deberían estar enfocados para esa prueba, lo están, así que en el 1º curso se debería introducir algún autor para por lo menos tener una base por la que caminar. Esta asignatura, necesita no sólo ser memorizada, sino que también es necesario un tiempo para comprender, y si cuando entiendes al autor ya estás por el siguiente, no lo logras. Al igual que filosofía, en 1º se podría implantar la asignatura de historia, ya que así se podría dar la materia con más recursos como videos, testimonios y charlas con personas que pudieran haber sido parte de la historia. Luego normal que los alumnos de 2º de bachiller no tengan tiempo para descansar. Eso de estar una semana sin hacer nada, ¡no existe! Semana de exámenes, tras otra semana de exámenes, semana con 3 parciales, 2 comentarios de historia, un trabajo de tecnología, rellenar las preguntas de física y aun así, debes llevar los deberes hecho y tienes que estudiar y llevar todo al día. No sé si los de educación piensan en mejorar la situación actual, pero por lo que parece no tiene mucha pinta que vaya a cambiar, así que hasta entonces, seguiremos protestando hasta que se nos oiga y se nos haga caso.

Tras esta queja personal y espero que común a muchos otros jóvenes, espero que los responsables de educación tomen alguna medida para solventar estos descontentos. No solo son los jóvenes los que se dan cuenta de este desequilibrio, sino que también sus familiares se dan cuenta. Todos nos preguntamos, cómo poder repasarnos todo un curso en menos de un mes, luego hacer 8 exámenes en 3 días y además sacar una buena nota para poder entrar en la carrera deseada. ¿Tú también has vivido esta situación o algún familiar o amigo lo está viviendo? Coméntamelo, compártelo y dale a like. Gracias por seguir leyéndome otro jueves más y espero que te haya gustado. Mándame tus historias con el asunto #HHH y fotos de paisajes con el nombre del lugar y #HHHFotos aHistoriasConHacheDeHerce@gmail.com o a twitter (@MikelHerce97). A continuación os dejo una canción interpretada por Manuel Pico y Raúl Pradana, espero que os guste.

Anuncios