En verano son muchos los grupos de música que deciden hacer giras musicales y aparecer en lo alto de los carteles de grandes festivales musicales. En España se realizan festivales de música durante todo el año, en todas las épocas, entre los que pueden encontrar el BBK LIVE, ARENAL SOUND, BIME, DCODE, FIB, FESTIVAL DE LES ARTS, LOW FESTIVAL… y muchos más que luego comentaré. Por otro lado, también son conocidas en España las verbenas que se realizan en los distintos pueblos y que animan las fiestas patronales del lugar. Ambas, como todo en este mundo, tienen sus pros y sus contras que analizaré en unos momentos. Estas dos formas de animar a la gente a base de música tienen un gran presupuesto, sobretodo los grandes festivales de música, como es obvio. También es conocido que la moda juega un gran papel en estos tipos de espectáculos, no es normal ver a los espectadores de un gran festival de música con una vestimenta típica de un pueblo, al igual que no se viste una persona para ir a la verbena igual que para ir al festival.

Gafas de pasta con cristales de espejo, tirantes, pantalones cortos y las pulseras del festival son el uniforme casi obligatorio que lucen muchos asistentes a estos grandes eventos musicales en los que abundan los jóvenes comprendidos entre 16 y 25 años. Una de las ventajas de acudir a una verbena es el dinero, yendo a este tipo de fiestas, no tenemos que ahorrar durante meses para poder gastárnoslo en una sola entrada. Otra ventaja de ir a los pueblos es que no es necesario conocerse todas las canciones que vayan a tocar, siempre están entre las listas de reproducciones, “Ni tu ni nadie”, “Paquito el chocolatero” y “Fiesta pagana”, vamos las de toda la vida. En los pueblos se pueden reunir diferentes generaciones, si la abuela bailando “El no rompas más mi pobre corazón”, los padres y tíos tomando unas cañas en el bar del pueblo y tus amigos y tú sentados en la valla viendo el panorama cosa que en un festival es imposible de ver. Pero a quien no le gusta pasar horas de diversión entre amigos y desconocidos, sudando la gota gorda tras saltos y saltos a compás de la canción. También es una gran forma de dar a conocer a pequeños aristas que empiezan a despegar en este mundo de la música pero necesitan que alguien les dé un pequeño empujón o unos litros de gasolina. Finalmente estos festivales de música atraen a un montón de espectadores que generan un gran impacto económico en la ciudad organizadora del festival. Se organizan diferentes festivales en ciudades españolas importantes cómo Barcelona (PRIMAVERA SOUND, SÓNAR), Bilbao (BBK LIVE, BIME), Madrid (DCODE, COCA COLA MUSIC EXPERIENCE), Castellón (FIB, ARENAL SOUND), Marbella (STARLITE), San Sebastián (KUTXA KULTUR FESTIBALA, DONOSTIKLUBA FESTIBALA) y muchos más que podréis encontrar en www.dodmagazine.es/festivales-2015/.

Este 30 de octubre iré al BIME con unos amigos a disfrutar de grupos cómo Imagine Dragons, Everything Everything y Iron & Wine entre otros muchos. A mí me gustan los dos tipos de encuentros musicales ¿Cuál es el tuyo? Twittea con #YoSoyDeVerbena o #YoSoyDeFestival además compártelo y dale a like. Gracias por seguir leyéndome otro jueves más y espero que te haya gustado. Mándame tus historias con el asunto #HHH y fotos de paisajes con el nombre del lugar y #HHHFotos a HistoriasConHacheDeHerce@gmail.com y por twitter. Entérate de todo y sígueme en mis redes sociales: Twitter (@MikelHerce97), Facebook (@MikelHerce97), Instagram (@MikelHerce97).

Anuncios