Hace un par de días vi en las noticias los casos de algunos hijos e hijas de celebridades disfrutar de todos los caprichos sin restricción alguna; y es que estos niños y niñas por el simple hecho de ser herederos de sus multimillonarios padres gozan de todas las comodidades posibles: desde chef propio hasta una propia marca de ropa; todo esto mientras las desigualdades entre clases en todo el mundo se van distanciando cada vez más, siendo los ricos todavía más ricos y los pobres mas pobres. Pero, ¿dónde están los límites? O, ¿donde deberíamos colocarlos?

Estos hijos e hijas están disfrutando de caprichos sin saber todo lo que cuestan porque sus padres (en teoría) han trabajado mucho para conseguirlo y ellos, en cambio, solamente por tener la suerte de nacer dónde han nacido lo tienen todo. Sí que es verdad que hay algunos padres que educan a sus hijos de una forma “adecuada”. Y con “adecuada” me refiero a enseñar que las cosas cuestan dinero y que el dinero no crece de los árboles, que hay que trabajar para conseguirlo. Sino, cuando estos niños y niñas crezcan acabarán viviendo del dinero que produzcan sus padres sin ellos mover un dedo.

Y auque bien es cierto que cada uno es libre de educar a sus hijos y/o hijas de la forma que ellos crean “correcta”, deberíamos hacer una reflexión cada uno de la sociedad que queremos traer al mundo. Y tú, ¿cómo les educarías si tuvieses todo el dinero del mundo?

Gracias por seguir leyéndome otro jueves más y espero que te haya gustado. Puedes suscribirte para no perderte nada, me gustaría saber tu opinión abajo en los comentarios, darle a “me gusta” o compartirlo por redes sociales. Aquí te dejo las mías por si quieres saber algo más sobre mí, no te pierdas el post del jueves que viene: Twitter (@MikelHerce97), Facebook (@MikelHerce97) e Instagram (@MikelHerce97) (@Hercephoto) (@Hercedrawings).

Anuncios