En este último mes, aunque sobretodo estos últimos días, hemos sido acosados por miles de mensajes alertandonos de la entrada en vigor de la nueva ley de protección de datos y todas las empresas se han puesto a tomar las medidas necesarias para tener todo en regla; pero, ¿en realidad sigue estando nuestros datos seguros? O, ¿sólo es otra medida de esas que hacen que nos sintamos más seguros sin realmente estarlo?

Además de todo eso, ¿cuántos de nosotros estamos leyendo esta gran cantidad de folios y folios donde se “resumen” los usos que le darán a nuestros datos? Y ya no es solo la gran cantidad de palabras que tienen, sino que usan un lenguaje complejo para, quién sabe, despistar al lector en vez de realmente informarle.

Así que, ¡estáis avisados! Se han modificado los términos y condiciones y la política de provacidad. Y da igual que os marchéis a una isla desierta, os seguirán llegando mensajes avisandoos.

 

Gracias por seguir leyéndome otro jueves más y espero que te haya gustado. Puedes suscribirte para no perderte nada, me gustaría saber tu opinión abajo en los comentarios, darle a “me gusta” o compartirlo por redes sociales. Aquí te dejo las mías por si quieres saber algo más sobre mí, no te pierdas el post del jueves que viene: Twitter (@MikelHerce97) e Instagram (@MikelHerce97) (@Hercephoto) (@Hercedrawings).

Anuncios