Cuando tenemos un mal día o simplemente no es la mejor época en la que estamos, solemos tener la manía de comportarnos mal con aquellas personas más cercanas, ¿será cosa de la confianza o es que simplemente somos imbéciles? No me quiero jugar la mano por ninguna de las dos respuestas, que cada cual saque sus propias conclusiones; pero, ¿realmente somos conscientes de eso?

Muy ligado al tema de tratar mal a aquellos que más te ayudan, vengo a recordar el post de hace aproximadamente un mes “Ayudante ayudado” donde explicaba unas situaciones en las que la ayuda que muchas veces ofrecíamos era simplemente para ayudarnos a nosotros mismos. Y al final es parecido a esto, tratamos no especialmente bien a esas personas más cercanas para poder desahogarnos y que nos puedan ayudar aunque sea de una manera involuntaria.

¿Qué otras formas existen para poder explotar sin que la onda expansiva golpee a ningún allegado? ¿Acaso es posible? Gracias por seguir leyéndome otro jueves más y espero que te haya gustado. Puedes suscribirte para no perderte nada, me gustaría saber tu opinión abajo en los comentarios, darle a “me gusta” o compartirlo por redes sociales. Aquí te dejo las mías por si quieres saber algo más sobre mí, no te pierdas el post del jueves que viene: Twitter (@MikelHerce97) e Instagram (@MikelHerce97) (@Hercephoto) (@Hercedrawings).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s