El domingo pasado encontré una aplicación móvil llamada Geocaching en un video de You Tube en el que dos personas mediante esta aplicación recorrían una zona en busca de pequeños “tesoros” depositados anteriormente por algún otro. Pues sí, me picó la curiosidad y decidí descargármela con el fin de conocer si en la zona donde estaba había alguno de esos “tesoros” llamados Geocachés. Sorprendentemente, cerca había dos ocultos y un poco más lejos una zona repleta de esos objetos compartidos por anónimos. Bueno, anónimos del todo no, ya que en algunos hay un libro de firmas. El día próximo sobre las 5, decidí comprobar si era cierto que ahí se encontraban objetos y así aprovechar a dar un paseo. No fui sólo, me acompañaron dos de mis compañeros de casa.

Llegados al pueblo donde estaban escondidos los secretos a descubrir comenzamos nuestra aventura. Comenzamos a andar hacia un bosque no conocido por mí. Subimos rodeándolo y llegamos a la cima. Paz y tranquilidad reinaban en esa zona, un perro y su dueño disfrutaban de un paseo bajo los altos árboles que coronaban la cima. El radar nos avisaba que nos estábamos acercando al objetivo y a primera vista no se veía nada extraño, solo una estatua. Una estatua de un dragón. Tras pasar un rato buscando por los alrededores no encontramos nada, ¿sería la estatua el tesoro a encontrar? Seguimos nuestra ruta hacia el otro punto, en otro de los montes cercanos. Ya en el lugar, cerca de un anfiteatro, nos desplegamos para encontrarlo. Levantamos piedras, removimos hojas y buscamos entre la hierba. Nada, segundo y último punto y no encontramos nada. Eso sí, cómo buenos aventureros y deportistas no desperdiciamos la ocasión y decidimos subir a lo alto del monte. En la cima una antigua casa medio derruida, junto a unas escaleras era lo único humano allí. Después de más de 7000 pasos llegamos a casa con 8 km recorridos y una buena experiencia. Hemos decidido probar suerte otro día y dirigirnos hacia la otra zona donde supuestamente hay más Geocachés.

Es un juego divertido que aconsejo participar para cuando no tengáis un plan y queráis visitar una zona cercana de otra manera diferente. ¿Te atreves a probarlo? Si realizas una salida de este tipo coméntamelo. Te recuerdo que puedes dejarme un me gusta si te ha gustado y me puedes seguir para no perderte nada. Gracias por leerme otro jueves más. Te recuerdo que puedes dejarme en los comentarios con palabras aleatorias para que escriba una historia con ellas.  Mándame tus historias con el asunto #HHH y fotos de paisajes con el nombre del lugar y #HHHFotos a HistoriasConHacheDeHerce@gmail.com y por twitter. Entérate de todo y sígueme en mis redes sociales: Twitter (@MikelHerce97), Facebook (@MikelHerce97).