Buscar

Historias Con Hache De Herce

"Lo que hagas hoy, te ayudará mañana"

Etiqueta

Extranjero

“LA TECNOLOGÍA TIENE FECHA DE CADUCIDAD”

La fecha de caducidad de la tecnología u obsolescencia programada se llama a la planificación del fin de funcionamiento de los aparatos electrónicos que les programan los fabricantes. Desde los cartuchos de tinta de las impresoras a las bombillas, pasando por los coches y sin olvidarnos de los teléfonos móviles y sus baterías. Por ejemplo, una lavadora convencional se dice que no aguanta más de 2500 lavados y aun intentándolo es muy difícil arreglarlo, es por eso que nos recomiendan comprarnos otra “que nos va a salir más barato”. Un antiguo caso de la empresa Apple fue denuncia por los consumidores por la corta vida de las baterías de sus reproducciones de música. La empresa acabó aumentando la garantía del producto, pero ¿para cuándo han programado la próxima muerte de ese dispositivo? ¿Para dentro de 3 años en vez de 2?

Esta nueva cultura de coger elementos primarios, crear con ellos el producto y después de su uso tirarlo a la basura, conocido en Estados Unidos como “take – make – dispose”, está generando una ingente cantidad de basura y desperdicios que ayuda a la destrucción del planeta Tierra. En vez de seguir esa “economía lineal” podemos seguir la que muchos organismos medioambientales están fomentando, la “economía circular”. Esta forma de fabricar recoge antiguos elementos, los convierte en “materia prima” y vuelve a construir otro producto. Esto tiene que ver mucho con el reciclaje que tanto estamos escuchando estos últimos años. Cuando hablamos sobre obsolescencia programada, no nos podemos olvidar el ejemplo de la bombilla eterna. Ciertos fabricantes de bombillas como Philips, Osram y General Electrics, acordaron que la vida de las bombillas no podían superar las 1.000 horas de uso. Pero se sabe que las bombillas pueden aguantar por lo menos 115 años encendidas casi de manera ininterrumpida. Tiene unos factores que ayudan a la prolongación de su vida como por ejemplo un voltaje inferior y que nunca se enciende ni se apaga. Esta bombilla instalada en el 1901 sigue brillando y seguirá brillando, o eso esperan sus dueños, los bomberos del Parque de Bomberos de Livermore. Tiene instalada una webcam por la que se puede seguir su vida (http://www.centennialbulb.org/cam.htm)

Si, como vemos, es posible crear productos eternos, ¿Por qué no los crean? Bueno, la respuesta es fácil y creo que todos la sabemos, el dinero. En vez de mejorar el entorno limpiándolo de basura lo que estamos creando es un planeta vertedero que dentro de unas décadas tendremos que evacuar en una nave espacial enorme y dejar que se convierta en un vertedero aun mayor y sin vida humana. Puede que “viva” algún que otro robot. Coménta y gracias por seguir leyéndome otro jueves más y espero que te haya gustado. Mándame tus fotos de paisajes con el nombre del lugar y #HHHFotos como asunto a HistoriasConHacheDeHerce@gmail.com y por twitter. Entérate de todo y sígueme en mis redes sociales: Twitter (@MikelHerce97), Facebook (@MikelHerce97), Instagram (@MikelHerce97).

“Busco Trabajo”

En las últimas décadas en la Europa del sur se están viviendo épocas de estancamiento económico, desigualdad social y desempleo, tanto en jóvenes como en adultos. Las crisis económicas han sacudido a este mundo durante años y se ha podido observar como con trabajo se ha podido salir adelante. Por ejemplo, “el crack del 29”, donde Estados Unidos vivió una de sus crisis más notorias, parece mentira que ocurriera aquella desgracia puesto que a día de hoy es una de las mayores potencias mundiales junto a China. Para un reflote económico, es necesario trabajar y aguantar los malos momentos. Pero no solo los ciudadanos de a pie o el pueblo, ya que se está cansando de hacer esta penitencia él sólo, así que los gobernantes se deberían apuntar a este camino lleno de dificultades. Uno de los problemas actuales es el desempleo y para combatirlo, ¿es necesario salir al mercado extranjero?

Analizando la situación actual en la que se encuentra inmersa España, cabe destacar el aumento del desempleo en los últimos 15 años, donde los jóvenes están siendo los más perjudicados. Es por ello que muchos estudiantes recién licenciados ven la necesidad de emigrar a zonas más desarrolladas económicamente hablando. Alemania es uno de los países más señalados a la hora de elegir trabajo, ya que con un buen trabajo se consigue el salario adecuado y justo. El norte de Europa es la zona donde mayor número de trabajadores españoles hay. Esto, trae consigo ciertas inquietudes y preocupaciones, como puede ser el idioma, la cultura o el dejar atrás a familiares y amigos que te han acompañado durante toda tu trayectoria estudiantil. Tras observar estas preocupaciones, se pueden sacar algunas medidas y conclusiones para no desperdiciar una oportunidad como la que nos ofrece el extranjero. Por un lado, la falta de conocimiento de idiomas, que se puede solventar implantando y mejorando el nivel de lenguas importantes en el mundo, como lo pueden ser el inglés, el alemán, el chino y el francés, además de la lengua propia. Por otra parte, la cultura y las tradiciones son una ayuda para unirse y participar en fiestas en las que se podrán hacer nuevos amigos. Con esta última, podemos solucionar nuestro tercer dilema, la familia y los amigos. Aunque bien es cierto que familia solo hay una, los amigos pueden ser muchos y hacer nuevos no sería un problema ya que al estar integrado en la sociedad no te costará así tendrás una mente más abierta con diferentes ideologías.

Finalmente en conclusión, podemos afirmar que, aceptar un trabajo en el extranjero supone una pérdida sentimental de lazos en tu país de origen, pero a la vez es la solución a muchos problemas que surgen en la España actual. Para solventar esta situación debemos trabajar juntos para lograr que nuestros futuros familiares no tengan que necesitar este apoyo extranjero y ser nosotros los que ayudemos a aquellos que están pasando por una situación económica similar.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: