Buscar

Historias Con Hache De Herce

"Lo que hagas hoy, te ayudará mañana"

Etiqueta

Medio Ambiente

“LA TECNOLOGÍA TIENE FECHA DE CADUCIDAD”

La fecha de caducidad de la tecnología u obsolescencia programada se llama a la planificación del fin de funcionamiento de los aparatos electrónicos que les programan los fabricantes. Desde los cartuchos de tinta de las impresoras a las bombillas, pasando por los coches y sin olvidarnos de los teléfonos móviles y sus baterías. Por ejemplo, una lavadora convencional se dice que no aguanta más de 2500 lavados y aun intentándolo es muy difícil arreglarlo, es por eso que nos recomiendan comprarnos otra “que nos va a salir más barato”. Un antiguo caso de la empresa Apple fue denuncia por los consumidores por la corta vida de las baterías de sus reproducciones de música. La empresa acabó aumentando la garantía del producto, pero ¿para cuándo han programado la próxima muerte de ese dispositivo? ¿Para dentro de 3 años en vez de 2?

Esta nueva cultura de coger elementos primarios, crear con ellos el producto y después de su uso tirarlo a la basura, conocido en Estados Unidos como “take – make – dispose”, está generando una ingente cantidad de basura y desperdicios que ayuda a la destrucción del planeta Tierra. En vez de seguir esa “economía lineal” podemos seguir la que muchos organismos medioambientales están fomentando, la “economía circular”. Esta forma de fabricar recoge antiguos elementos, los convierte en “materia prima” y vuelve a construir otro producto. Esto tiene que ver mucho con el reciclaje que tanto estamos escuchando estos últimos años. Cuando hablamos sobre obsolescencia programada, no nos podemos olvidar el ejemplo de la bombilla eterna. Ciertos fabricantes de bombillas como Philips, Osram y General Electrics, acordaron que la vida de las bombillas no podían superar las 1.000 horas de uso. Pero se sabe que las bombillas pueden aguantar por lo menos 115 años encendidas casi de manera ininterrumpida. Tiene unos factores que ayudan a la prolongación de su vida como por ejemplo un voltaje inferior y que nunca se enciende ni se apaga. Esta bombilla instalada en el 1901 sigue brillando y seguirá brillando, o eso esperan sus dueños, los bomberos del Parque de Bomberos de Livermore. Tiene instalada una webcam por la que se puede seguir su vida (http://www.centennialbulb.org/cam.htm)

Si, como vemos, es posible crear productos eternos, ¿Por qué no los crean? Bueno, la respuesta es fácil y creo que todos la sabemos, el dinero. En vez de mejorar el entorno limpiándolo de basura lo que estamos creando es un planeta vertedero que dentro de unas décadas tendremos que evacuar en una nave espacial enorme y dejar que se convierta en un vertedero aun mayor y sin vida humana. Puede que “viva” algún que otro robot. Coménta y gracias por seguir leyéndome otro jueves más y espero que te haya gustado. Mándame tus fotos de paisajes con el nombre del lugar y #HHHFotos como asunto a HistoriasConHacheDeHerce@gmail.com y por twitter. Entérate de todo y sígueme en mis redes sociales: Twitter (@MikelHerce97), Facebook (@MikelHerce97), Instagram (@MikelHerce97).

“TIENE PELOTAS LA COSA”

No es la primera vez que utilizo un titular llamativo para llamar la atención sobre él, y esta vez no va a ser menos. La noticia viene desde Los Ángeles, en la que el ayuntamiento ha decidido cubrir por completo uno de sus principales embalses de reserva de agua con pelotas de plástico negro. Una iniciativa llevada a cabo por la gran sequía que azota a esta zona de los Estados Unidos desde el 2011. Con los más de 40 millones de habitantes que posee California, la falta de precipitaciones y el gran uso de agua potable, se ha convertido en uno de los problemas más importantes para la alcaldía de Eric Garcetti. Esta reserva es la cuarta de la ciudad y el problema con el agua viene de hace unos siete años, cuando se detectó altas cantidades de bromato en las aguas de estos embalses. Esta sustancia se caracteriza por su gran efecto cancerígeno. Fue la respuesta a los compuestos utilizados para convertir el agua en potable y a la gran radiación solar que se da en esa zona. Esta solución fue una de las muchas que dieron los ingenieros contratados para este problema.

Estas bolas negras de unos 10 centímetros de diámetro, están fabricadas con un polietileno de alta densidad que junto a su color, ayudan a reducir la radiación solar en esa zona. Cada una de ellas cuesta 36 centavos, que multiplicado por las 96 millones que han utilizado da un total de unos 36.560.000 $, un precio alto pero necesario para combatir ese problema de agua. Ese grupo de bolas cubren unos 708.000 metros cuadrados y tienen una durabilidad de 10 años, así que si este método funciona, dentro de 10 años, como máximo, leeremos que recogerán y cambiaran las bolas. Ahora en vez de evaporarse el agua de ese embalse, se quedará allí, y cuando llueva, gracias a que son pelotas separadas podrá entrar el agua en el embalse, no cómo otras de las ideas que por ejemplo consistían en cubrir el embalse con una lona de plástico o taparlo con un tejado de hormigón. Esta falta de evaporación y ciclo del agua lo  que va a conseguir es que, si antes había sequia en una zona, el área de esa zona aumentará progresivamente. Es necesario saber si esta solución a la sequía es la mejor, pero para eso sería necesario espera al menos un par de años para ver las consecuencias y si en realidad ayuda al medio ambiente y a la ciudadanía, o simplemente ayuda a la ciudad un par de años.

¿Si es peor el remedio que el problema? Pues puede ser, pero debemos esperar a ver que dicen los estudios que se realicen sobre este asunto y ver si uno de los problemas que existen hoy en día, la falta de agua dulce, se encuentra una solución. ¿Qué otra idea tendrías para dársela al alcalde de Los Ángeles para solventar ese problema? Coméntamelo, compártelo y dale a like. Gracias por seguir leyéndome otro jueves más y espero que te haya gustado. Mándame tus historias con el asunto #HHH y fotos de paisajes con el nombre del lugar y #HHHFotos a HistoriasConHacheDeHerce@gmail.com y por twitter. Entérate de todo y sígueme en mis redes sociales: Twitter (@MikelHerce97), Facebook (@MikelHerce97), Instagram (@MikelHerce97).

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: