Buscar

Historias Con Hache De Herce

"Lo que hagas hoy, te ayudará mañana"

Etiqueta

Nuevas Tecnologias

“DOBLE CHECK”

Simplemente reflexiona. ¿Estamos tan obsesionados?

Te dejo aquí la entrevista que le hice a Cris Chocano por si todavia no la has leido: www.historiasconhachedeherce.wordpress.com/entrevista-a-chocanocris/. Compártelo y dale a like. Gracias por seguir leyéndome otro jueves más y espero que te haya gustado. Mándame tus historias con el asunto #HHH y fotos de paisajes con el nombre del lugar y #HHHFotos a HistoriasConHacheDeHerce@gmail.com y por twitter. Entérate de todo y sígueme en mis redes sociales: Twitter (@MikelHerce97), Facebook (@MikelHerce97), Instagram (@MikelHerce97).

“EN BUSCA DEL TESORO ESCONDIDO”

El domingo pasado encontré una aplicación móvil llamada Geocaching en un video de You Tube en el que dos personas mediante esta aplicación recorrían una zona en busca de pequeños “tesoros” depositados anteriormente por algún otro. Pues sí, me picó la curiosidad y decidí descargármela con el fin de conocer si en la zona donde estaba había alguno de esos “tesoros” llamados Geocachés. Sorprendentemente, cerca había dos ocultos y un poco más lejos una zona repleta de esos objetos compartidos por anónimos. Bueno, anónimos del todo no, ya que en algunos hay un libro de firmas. El día próximo sobre las 5, decidí comprobar si era cierto que ahí se encontraban objetos y así aprovechar a dar un paseo. No fui sólo, me acompañaron dos de mis compañeros de casa.

Llegados al pueblo donde estaban escondidos los secretos a descubrir comenzamos nuestra aventura. Comenzamos a andar hacia un bosque no conocido por mí. Subimos rodeándolo y llegamos a la cima. Paz y tranquilidad reinaban en esa zona, un perro y su dueño disfrutaban de un paseo bajo los altos árboles que coronaban la cima. El radar nos avisaba que nos estábamos acercando al objetivo y a primera vista no se veía nada extraño, solo una estatua. Una estatua de un dragón. Tras pasar un rato buscando por los alrededores no encontramos nada, ¿sería la estatua el tesoro a encontrar? Seguimos nuestra ruta hacia el otro punto, en otro de los montes cercanos. Ya en el lugar, cerca de un anfiteatro, nos desplegamos para encontrarlo. Levantamos piedras, removimos hojas y buscamos entre la hierba. Nada, segundo y último punto y no encontramos nada. Eso sí, cómo buenos aventureros y deportistas no desperdiciamos la ocasión y decidimos subir a lo alto del monte. En la cima una antigua casa medio derruida, junto a unas escaleras era lo único humano allí. Después de más de 7000 pasos llegamos a casa con 8 km recorridos y una buena experiencia. Hemos decidido probar suerte otro día y dirigirnos hacia la otra zona donde supuestamente hay más Geocachés.

Es un juego divertido que aconsejo participar para cuando no tengáis un plan y queráis visitar una zona cercana de otra manera diferente. ¿Te atreves a probarlo? Si realizas una salida de este tipo coméntamelo. Te recuerdo que puedes dejarme un me gusta si te ha gustado y me puedes seguir para no perderte nada. Gracias por leerme otro jueves más. Te recuerdo que puedes dejarme en los comentarios con palabras aleatorias para que escriba una historia con ellas.  Mándame tus historias con el asunto #HHH y fotos de paisajes con el nombre del lugar y #HHHFotos a HistoriasConHacheDeHerce@gmail.com y por twitter. Entérate de todo y sígueme en mis redes sociales: Twitter (@MikelHerce97), Facebook (@MikelHerce97).

“INSTAGRAM”

Este lunes, 28 de marzo, al entrar en Instagram me di cuenta que casi todos los usuarios a los que sigo estaban subiendo una foto que decía “Turn on notifications” o “Activa las notificaciones”. En la foto advertía que Instagram iba a cambiar el modo de mostrar las fotos. En esta nueva forma iba a tener en cuenta los “me gustas” conseguidos para posicionarlos en la parte superior, en cambio las imágenes con menos “me gustas” iban a acabar al final. Esta nueva técnica iba a favorecer a que las fotos con muchos tuvieran más y los que tuvieran pocos, pues disminuyeran. Es por ello que muchos usuarios pedían que sus seguidores activasen sus notificaciones y así les notificaran cada vez que subieran una foto.

En realidad dude bastante en cuanto vi la primera foto de esas, pero al ver que solo era una, pasé. Unas horas más tarde, vi que cada vez más personas iban subiéndola y decidí comprobar si era cierto o no. En primer lugar miré el Instagram de Instagram, y no vi ninguna noticia del cambio, busque en su twitter y más de lo mismo. En la página de su App Store en características y novedades no aparecía nada. Así que supuse que Instagram no iba a realizar ningún cambio. Durante la tarde iba viendo que ese tipo de fotos iba in crescendo y a última hora de la tarde miré el Twitter de Instagram y efectivamente lo confirmaron. No se iba a realizar ningún cambio con respecto al orden de mostrar las imágenes. En realidad Instagram si habia anunciado este cambio, pero por las quejas decidieron mantener el orden cronológico.

Con esto se puede ver que la gente puede cambiar las cosas. ¿ Y bueno ya que estamos me podéis seguir en Instagram, así como indirecta (@MikelHerce97). ¿Te habias enterado de las imágenes? Coméntamelo, compártelo y dale a like. Gracias por seguir leyéndome otro jueves más y espero que te haya gustado. Mándame tus historias con el asunto #HHH y fotos de paisajes con el nombre del lugar y #HHHFotos a HistoriasConHacheDeHerce@gmail.com y por twitter. Entérate de todo y sígueme en mis redes sociales: Twitter (@MikelHerce97), Facebook (@MikelHerce97).

“LA TECNOLOGÍA TIENE FECHA DE CADUCIDAD”

La fecha de caducidad de la tecnología u obsolescencia programada se llama a la planificación del fin de funcionamiento de los aparatos electrónicos que les programan los fabricantes. Desde los cartuchos de tinta de las impresoras a las bombillas, pasando por los coches y sin olvidarnos de los teléfonos móviles y sus baterías. Por ejemplo, una lavadora convencional se dice que no aguanta más de 2500 lavados y aun intentándolo es muy difícil arreglarlo, es por eso que nos recomiendan comprarnos otra “que nos va a salir más barato”. Un antiguo caso de la empresa Apple fue denuncia por los consumidores por la corta vida de las baterías de sus reproducciones de música. La empresa acabó aumentando la garantía del producto, pero ¿para cuándo han programado la próxima muerte de ese dispositivo? ¿Para dentro de 3 años en vez de 2?

Esta nueva cultura de coger elementos primarios, crear con ellos el producto y después de su uso tirarlo a la basura, conocido en Estados Unidos como “take – make – dispose”, está generando una ingente cantidad de basura y desperdicios que ayuda a la destrucción del planeta Tierra. En vez de seguir esa “economía lineal” podemos seguir la que muchos organismos medioambientales están fomentando, la “economía circular”. Esta forma de fabricar recoge antiguos elementos, los convierte en “materia prima” y vuelve a construir otro producto. Esto tiene que ver mucho con el reciclaje que tanto estamos escuchando estos últimos años. Cuando hablamos sobre obsolescencia programada, no nos podemos olvidar el ejemplo de la bombilla eterna. Ciertos fabricantes de bombillas como Philips, Osram y General Electrics, acordaron que la vida de las bombillas no podían superar las 1.000 horas de uso. Pero se sabe que las bombillas pueden aguantar por lo menos 115 años encendidas casi de manera ininterrumpida. Tiene unos factores que ayudan a la prolongación de su vida como por ejemplo un voltaje inferior y que nunca se enciende ni se apaga. Esta bombilla instalada en el 1901 sigue brillando y seguirá brillando, o eso esperan sus dueños, los bomberos del Parque de Bomberos de Livermore. Tiene instalada una webcam por la que se puede seguir su vida (http://www.centennialbulb.org/cam.htm)

Si, como vemos, es posible crear productos eternos, ¿Por qué no los crean? Bueno, la respuesta es fácil y creo que todos la sabemos, el dinero. En vez de mejorar el entorno limpiándolo de basura lo que estamos creando es un planeta vertedero que dentro de unas décadas tendremos que evacuar en una nave espacial enorme y dejar que se convierta en un vertedero aun mayor y sin vida humana. Puede que “viva” algún que otro robot. Coménta y gracias por seguir leyéndome otro jueves más y espero que te haya gustado. Mándame tus fotos de paisajes con el nombre del lugar y #HHHFotos como asunto a HistoriasConHacheDeHerce@gmail.com y por twitter. Entérate de todo y sígueme en mis redes sociales: Twitter (@MikelHerce97), Facebook (@MikelHerce97), Instagram (@MikelHerce97).

“MAMÁ ME VOY A MARTE”

Hace un par de años se pedían voluntarios para ir a vivir a Marte y no volver nunca más a la tierra. Aunque parezca mentira, la lista de voluntarios superó el millar de personas de 30 países diferentes. Esas mil personas pertenecían al programa Mars One lanzado en Nueva York y buscaban a gente de entre 18 y 40 años, con una buena salud, conocimientos de supervivencia y que posean un buen nivel de inglés, necesario para la comunicación. Esta noticia fue muy comentada en esos meses de reclutamiento, ya que marcharse para siempre a otro planeta supone ciertas dudas a la hora de tomar esa decisión que cambiará la vida de muchas personas para siempre. Aprovechando esta noticia de hace unos años y el reciente descubrimiento de agua en marte, he querido escribir sobre ello y pensándolo bien, ¿Estaríamos mejor en Marte que aquí en La Tierra?

Si algún día se lograra poder vivir en Marte no sé si sería conveniente, ya que si vemos lo que hemos hecho con este planeta, no me quiero imaginar lo que pudiéramos hacer con Marte. Contaminaríamos otro planeta más, si no sabemos cuidar de un planeta, ¿cómo vamos a poder cuidar de dos? ¿Quiénes podrían ir a vivir allí y quienes se tendrían que quedar? ¿Qué comunicación habría? Veo muchos inconvenientes para los pocos beneficios que hay. Porque sí, es nuevo suelo donde poder levantar rascacielos, posible nueva fuente de agua, nuevos descubrimientos… Pero, ¿cuál es el precio de todos esos nuevos hallazgos? ¿La incomunicación? ¿Agotar y contaminar las aguas? ¿El exterminio de algún tipo de criatura? Ya nos ha pasado todo eso con esta planeta, en serio ¿necesitamos destruir dos astros para darnos cuenta de lo que hacemos es solamente destruir cada vez que queremos avanzar? Además en lo único que avanzamos es en la desforestación, extinción de especies y contaminación ambiental.

Cómo experiencia no la rechazaría pero no creo que sería la mejor opción en estos momentos para viajar para toda la vida a Marte. Cuando aprendamos a cuidar mejor de nuestro planeta y sepamos cómo comportarnos en suelos vírgenes, entonces estaremos listos para mudarnos a Marte. Y tú, ¿trasladarías a todas las especies a Marte? Comentalo y Gracias por seguir leyéndome otro jueves más y espero que te haya gustado. Mándame tus fotos de paisajes con el nombre del lugar y #HHHFotos como asunto a HistoriasConHacheDeHerce@gmail.com y por twitter. Entérate de todo y sígueme en mis redes sociales: Twitter (@MikelHerce97), Facebook (@MikelHerce97), Instagram (@MikelHerce97).

“WHATSAPP”

Estamos creando grupos de WhatsApp por encima de nuestras posibilidades. Grupo de clase, grupo de universidad, grupo de amigos, grupos de amigos del pueblo, grupo de amigos 2, grupo de familia, grupo de familia con tíos y tías, grupo de casa… bueno y así podría estar escribiendo toda la entrada pero puedo entender que no va a ser interesante. Desde que en 2012 se creara esta aplicación de comunicación, miles de mensajes han sido mandados entre personas de diferentes lugares. Y sí, me diréis, pero es una gran forma de hablar con la gente y te diré, de hablar no, de comunicarse puede. Mientras que las comunicaciones cara a cara van desapareciendo, aquellas que se basan en el uso de un aparato para comunicarse van aumentando (teléfonos, ordenadores, tablets…) Muchas veces se forman problemas por el hecho de que en los mensajes escritos no se entiende el tono o el modo con el que uno se quiere expresar. Los directivos y responsables de las grandes empresas de comunicación de redes sociales y mensajería decidieron incorporar emoticonos para dar con ellos un toque de “realismo” a la comunicación.

En los últimos años la comunicación mediante los smartphones ha aumentado exponencialmente y esto conlleva una continua actualización de software y de modelos cada vez más modernos y más grandes. Con ellos, viene el amplio abanico de aplicaciones que nos ayudan a comunicarnos con los demás usuarios. Estas aplicaciones de comunicación muchas veces traen problemas entre el emisor y el receptor, y más si es en un grupo con gente muy diferente. Al final nos pasamos más de la mitad del día comunicándonos con las personas, bien sea con el móvil u ordenador. Conocer las últimas noticias, es algo que vemos necesario e inevitable, bien sea por noticias de periódicos digitales, por informaciones de amigos o por las redes sociales como twitter y sus trending topics. En vez de comunicarnos verbalmente llamando a una persona para avisarle de que llegaremos tarde, le mandamos un WhatsApp, “que es más cómodo”. Empezamos con los SMS y ahora estamos con los WhatsApps, no somos tan diferentes de nuestros padres a la hora de comunicarnos. Esta necesidad de comunicación lo que genera es una adicción a estos objetos tecnológicos.

¿Qué nos pasaría si un día dejase de funcionar internet? ¿Y si fuera una semana? ¿Y si fuera toda la vida? ¿Cómo nos comunicaríamos y viviríamos? A veces vivimos demasiado enganchados a la tecnología. ¿Serías capaz de vivir sin internet más de dos días seguidos? Comentalo y Gracias por seguir leyéndome otro jueves más y espero que te haya gustado. Mándame tus fotos de paisajes con el nombre del lugar y #HHHFotos como asunto a HistoriasConHacheDeHerce@gmail.com y por twitter. Entérate de todo y sígueme en mis redes sociales: Twitter (@MikelHerce97), Facebook (@MikelHerce97), Instagram (@MikelHerce97).

“EFECTO GOOGLE”

¿Qué significa ímprobo? O ¿Molturar? Antes, cuando las nuevas tecnologías no estaban tan avanzadas, las palabras desconocidas se buscaban en un libro llamado diccionario. Ese manual donde aparecen un enorme número e las palabras que existen en el castellano. Las generaciones que vivieron esa etapa, donde se tenía que ir buscando la palabra poco a poco, están desapareciendo.

Esas dos palabras anteriormente citadas, el 95% de las personas las buscarían en un motor de búsqueda de Internet para que saliera una definición o un sinónimo de dichas palabras. Desde septiembre del 1998, la empresa fundada por dos universitarios nos ha ayudado a las millones de búsquedas que realizamos al día. Esta empresa llamada “Google” ha ido evolucionando poco a poco con sus diferentes aplicaciones para facilitarnos las comunicaciones sociales entre personas en diferentes lugares. Más de 52.000 empleados son los que trabajan para esta compañía en todo el mundo. Millones son los usuarios que usan este buscador al día, millones los e-mails que se mandan por su aplicación de correo electrónico y millones las horas de videos que son visualizados al día en YouTube.

En un mundo tan conectado es difícil no estar al día, conocer todas las noticias que ocurren en el mundo en un solo clic. ¿Tú eres de la vieja escuela y usas el diccionario o eres moderno y lo buscas en Internet? Coméntalo, compártelo y dale a like. Gracias por seguir leyéndome otro jueves más.

“TIEMPOS MODERNOS”

La mítica película, tiempos modernos, del conocido actor Charles Chaplin, podríamos adaptarla a pleno siglo XXI. El móvil, portátil o tablet ya se han convertido en un accesorio más de nuestros “modelitos”.

Salir a la calle sin el móvil ya es imposible, y somos capaces de llegar tarde al lugar que tenemos que ir, solamente por volver a por el móvil. Antiguamente cuando viajábamos en metro o autobús no se veía gente con la cabeza baja; como mucho, algún que otro “intelectual” leyendo o repasando sus apuntes para un examen. Viajar ahora en un medio de transporte público es ir en una burbuja, esperar mirando el móvil, subir mientras no dejas de mirarlo y permanecer todo el trayecto con la mirada fijada en esa pequeña maldita pantalla que nos entretiene.

Las zonas de “WIFI gratis” como bares y restaurantes, es cada vez más común ver a gente con sus dispositivos electrónicos conectados a él. Ahora parece que estar con los amigos tomando algo y hablando o jugando a las cartas es algo extraño. Aunque bien es cierto que entre los jóvenes podemos apreciar estos malos hábitos, los adultos cada vez más se conectan a esta moderna costumbre. ¿Queréis vivir mejor? Os reto a que dejéis de lado el móvil un rato y levantéis la mirada de la pequeña pantalla luminosa. Apreciaréis el entorno y os animo a que os riáis de cómo es verdad todo esto.

WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: