Las festividades como Navidad, Halloween o el día de acción de gracias, que durante años han sido tradiciones que se han ido integrando en los diferentes países, se están convirtiendo en un negocio. Los centros comerciales y comercios grandes están sacando provecho de estos días en los que se intercambian regalos, para conseguir un mayor beneficio. Con relativas ofertas nos engañan para que pensemos que salimos ganando, pero no es así, lo único que genera eso son más ganancias para ellos.

Se acerca la navidad, hace dos viernes, fue el “Black Friday”, ese día que los comercios americanos aprovechan para poner en oferta los artículos y que la gente compré ya sus regalos de navidad. Esos grandes almacenes que no tienen pérdidas económicas y que todo el año está lleno de gente. En cambio, los pequeños comercios, que durante el año no tienen compradores, intentan darse a conocer con estos días para seguir con su negocio. Ahora en vez de pasar las fiestas juntos, se manda un regalo y luego hablamos por “whatsapp” o hacemos una video llamada por “Skype” y ya está, navidades pasadas “en familia”. Aquellas cenas y comidas familiares, donde se reunía toda la familia riéndose, hablando y riéndose de los chistes malos, no se deberían de perder.

Por todo ello se debería de comprar los regalos de esas fechas en pequeños comercios de barrio o ciudad, para que los grandes comercios no “maten” a los pequeños. ¿Dónde vas a comprar tú los regalos? Coméntalo, compártelo y dale a like. Gracias por seguir leyéndome otro jueves más y espero que te haya gustado.