El mundial de baloncesto que se está celebrando en España a tenido como sede de fase de grupos Bilbao, en el BEC!, con los equipos de Estados Unidos, Nueva Zelanda, Turquía, Ucrania, República Dominicana y Finlandia. En si el mundial iba a generar un ascenso en la economía local, pero con los 10.000 aficionados finlandeses que inundaron Bilbao, los números previstos se quedaron pequeños. Todos los hoteles de la villa completos, los restaurantes a más no poder y las oficinas de turismos repletas de turistas interesados en la cultura bilbaína.

Daba gusto estar de voluntario o simplemente de espectador en los partidos en los que jugaba finlandia. Primera vez que los de Henrik Dettmann participaban en una competición mundial y pese a no pasar de la fase de grupos, su juego no defraudaba y su puntería desde la linea de 3 no era mala. Los “Susijengi”s, la manada de lobos de finlandia, no paraba de animar en todo el partido, demostrándoles a los jugadores que eran el 6° jugador, como ellos mismos ya enseñaban en una pancarta gigante.

Al estar con ellos de voluntario y poder hablarles he podido comprobar su entusiasmo por el equipo. Ir por Bilbao y encontrarte a finlandeses pasándoselo genial a sido algo que no olvidaré y es por eso que ahora parte de mi es FINLANDÉS. Suomi! Suomi! Suomi!