[…]

Corremos hacia el agua y nos damos cuenta que hemos dejado las cosas demasiado lejos de la orilla, cuando salgamos tendremos que recorrer un largo camino. En el agua nadamos, jugamos con las olas y buceamos. No pasan ni 15 minutos y los socorristas nos alertan que debemos salir del mar, ya que hay resaca intensa. Colocan banderas rojas a lo ancho de la playa y en los puestos de socorro.

Vamos a nuestros 5 metros cuadrados de playa donde estaban las toallas y las mochilas y nos tumbamos. Saco las cartas, tiene pinta que van a ser nuestras compañeras todo este verano. De fondo tenemos el alborotado mar. Las olas cada vez son más altas y más fuertes.

Son las dos de la tarde y todavía se mantiene la bandera roja ondeando en el cielo. Nos ponemos a preparar los bocadillos. Las migas del pan se pierden en la fina arena de la playa de Santoña. Recogemos la basura generada y nos tumbamos a que los rayos de sol nos seque la espalda, de fondo en la lista de reproducción de música de mi móvil, suena la que parece que va a ser el himno de mi verano, Castle of the hills, que aun siendo de principios de año, es la canción a día de hoy que más escucho.

[…]

”Gracias por seguir leyéndome otro jueves más y espero que te haya gustado. Mándame tus fotos de paisajes con el nombre del lugar y #HHHFotos como asunto a HistoriasConHacheDeHerce@gmail.com y por twitter. Entérate de todo y sígueme en mis redes sociales: Twitter (@MikelHerce97), Facebook (@MikelHerce97), Instagram (@MikelHerce97) y el instagram artístico (@Hercephoto).

Anuncios